Saltar al contenido principal

Comunicación no verbal: en qué consiste y cómo interpretarla

Tiempo de lectura aproximado: 8 minutos

«Puedes decidir no hablar, pero el silencio no verbal no existe».

En este artículo la escritora, psicóloga social y experta en comunicación no verbal Anne Beall presenta las bases del lenguaje corporal y cómo comprender lo que revela acerca de los sentimientos de las personas.

A diferencia de las palabras, que proporcionan información a través de su contenido y su pronunciación, la comunicación no verbal implica todo el cuerpo. La expresión de la cara, la mirada, la postura, los movimientos de las manos, la orientación del cuerpo y la proximidad revelan tus sentimientos.

Anne ideó PERCEIVE™, su método para interpretar el comportamiento no verbal, tras observar las dificultades que tenían muchos ejecutivos a la hora de comprender las reacciones de otras personas. Sabía que existía la necesidad de sintetizar este tema tan amplio en un modelo fácil de seguir y comprender.

Anne (que también hace estudios de mercado) y su equipo utilizan PERCEIVE™ para comprender a las personas que son incapaces o reacias a expresar sus ideas y sentimientos respecto a sus hábitos y experiencias con marcas.

Puedes aplicar los consejos de Anne a situaciones del día a día para interpretar mejor las reacciones de los demás cuando les presentas tu negocio.

En este artículo encontrarás datos resumidos del libro de Anne Reading the Hidden Communications Around You: A Guide To Reading Body Language in the Workplace que te servirán para empezar a mejorar la comprensión de la comunicación no verbal.

Proximidad y orientación relativa: comprender los fundamentos

Lo primero que hay que tener en cuenta es la proximidad y la orientación relativa. Son los fundamentos de toda comunicación no verbal.

El lenguaje corporal se expresa en el contexto de estos dos factores:

  • Proximidad: la cercanía entre dos personas
  • Orientación relativa: el grado en el que dos personas están frente a frente

La proximidad y la orientación relativa son las principales pistas para saber qué te parece otra persona.

Estos son los motivos:

  • Cuando estás sentado o de pie, te acercas más a las personas que te caen bien y te parecen interesantes.
  • Cuanto más cerca estás de otra persona emocionalmente, más cerca interaccionas con ella físicamente.
  • Si la persona con la que hablas se gira, pierde el contacto visual o pausa la conversación, es posible que hayas invadido su espacio personal.
  • Los hombres suelen tener menos orientaciones directas con otras personas, en especial con otros hombres. Las mujeres tienen más orientaciones directas cuando interaccionan con otras personas.
  • En las conversaciones en grupo, las personalidades dominantes suelen sentarse en el centro.
  • Las personas introvertidas mantienen más distancia interpersonal que las extrovertidas.
  • Las personas que compiten tienden a sentarse en horizontal y muy separadas entre sí. Las personas que cooperan se sientan las unas al lado de las otras o muy cerca.

La práctica hace al maestro. Pruébalo tú mismo y presta atención a lo siguiente:

  • El grado de proximidad cuando interaccionan las parejas, los amigos y los compañeros de trabajo. A continuación, fíjate en la proximidad entre personas que no conoces e intenta adivinar la naturaleza de su relación.
  • A quién miran los asistentes a una reunión de manera natural. ¿A la persona más poderosa o influyente de la sala? ¿Giran el cuerpo hacia esa persona cuando habla? ¿Qué indica la orientación acerca de la influencia en un grupo?
  • Cómo se colocan las personas mientras charlan. ¿Podrías deducir cuándo está a punto de acabar la interacción por un cambio en la proximidad o la orientación?

Expresiones: descodificar los movimientos faciales

Las siete expresiones básicas de las emociones reconocidas por la mayoría de las culturas son la felicidad, la tristeza, la ira, la sorpresa, el miedo, el asco y el desprecio.

El grado en el que exteriorizamos nuestros sentimientos depende de nuestro entorno. Por ejemplo, las personas expresan versiones moderadas de sus sentimientos en el lugar de trabajo o en situaciones profesionales.

Además, es muy habitual que nuestros compañeros de trabajo y nuevos contactos revelen sus emociones a través de expresiones parciales.

Así pues ¿cómo podrías saber cómo se siente de verdad la persona con la que estás hablando? Estas son unas cuantas pistas habituales.

Cómo identificar la felicidad

En una sonrisa sincera se utilizan los ojos y los labios, mientras que en una falsa solo se utilizan los labios.

Cómo identificar la tristeza

Para saber si alguien está triste, fíjate en los ojos y los párpados. Las comisuras de los ojos y las cejas se alzan un poco.

Cómo identificar la ira

La ira está marcada por el ceño fruncido y la mirada bajada. Las cejas se unen y a veces se crean dos arrugas entre ellas.

Cómo identificar la sorpresa

La sorpresa se caracteriza por los ojos alzados y arrugas en la frente.

Cómo identificar el miedo

El miedo implica las cejas, que están subidas y pueden estar un tanto juntas. A veces, también se suben los párpados superiores.

Cómo identificar el asco

El asco implica bajar las cejas, arrugar la nariz y alzar el labio superior.

Cómo identificar el desprecio

El desprecio se suele mostrar apretando y alzando un poco la comisura de los labios.

Practica la identificación de las expresiones faciales

  • Ponte frente al espejo e intenta mostrar felicidad, ira, tristeza, desprecio, sorpresa, miedo y asco.
  • O grábate hablando de un tema fácil y otro difícil. Fíjate en las pequeñas expresiones o expresiones parciales de la cara cuando mires la grabación a cámara lenta. También puedes mirar conversaciones de programas de entrevistas o debates. Elige una conversación divertida y desenfadada y compárala con una incómoda, y presta especial atención a las señales del lenguaje corporal.
  • Te damos puntos extra si puedes hacerlo sin reírte.

Contacto: lo que revela el tacto

El tacto comunica el tipo de relación entre dos personas. El contacto físico revela las emociones y va en aumento a medida que las relaciones son más cercanas y las personas se sienten más cómodas las unas con las otras.

Donde menos contacto físico hay es en las relaciones profesionales y donde más, entre amigos y personas que tienen relaciones muy estrechas. Tenlo en cuenta al comunicarte con personas que acabas de conocer, compañeros de trabajo o contactos de negocios.

Las personas tienden más a tocar a aquellos a los que intentan persuadir o influenciar, o a los que tienen un estatus más bajo. Como cabría esperar, las personas extrovertidas y seguras de sí mismas tienden a tocar a otras personas más a menudo que las introvertidas.

Presta atención a lo siguiente:

  • Contacto físico programado: ¿Cuánta distancia hay entre las personas cuando se dan un apretón de manos? Fíjate en lo que hace la otra mano en el momento del apretón.
  • Contacto físico no programado (tocar a los demás sin que haya un apretón de manos): ¿Cuándo sucede? ¿A quiénes implica? ¿Es correspondido? ¿Qué indica sobre la naturaleza de la relación entre esas dos personas?
  • Observa cuándo otras personas te tocan sin que esté programado. ¿Sucede en circunstancias concretas (como cuando alguien te intenta convencer para que hagas algo o te pide un favor)?

Ojos: fíjate en lo que emociona a la gente

De nuevo, sin darte cuenta, tiendes a mirar más a menudo y durante más tiempo a las personas que te caen bien y a las personas que te interesa escuchar.

¿A veces miras hacia arriba y hacia a la izquierda cuando tienes que pensar en algo? El comportamiento de los ojos revela cuándo algo es complejo desde el punto de vista cognitivo o difícil de tratar desde el punto de vista emocional.

El movimiento de los ojos nos dice muchas cosas de los atributos de la personalidad. Las personas tímidas y con ansiedad social, o que tienen poca autoestima o sentimientos negativos sobre sí mismas tienden a pasar menos tiempo mirando a los demás. Las personas extrovertidas y seguras de sí mismas mantienen un contacto visual más prolongado.

Mejora la interpretación del comportamiento de los ojos

  • Mira una película con personajes que se llevan bien o mal. Fíjate en el tiempo que pasan mirándose. En el cine, ¿las personas que supuestamente se llevan bien también se miran más?
  • A continuación, observa cómo influyen los temas aburridos e interesantes en el comportamiento de los ojos. ¿Las personas te miran menos cuando les entretienes que cuando no lo haces?
  • Prueba este experimento con un buen amigo: habla de algo que le aburra durante un buen rato. Observa su mirada mientras lo haces, y luego cambia a un tema que sabes que le interesa y fíjate en la diferencia.

Observa cómo el género influye en el contacto visual:

  • Mira a dos mujeres interaccionando.
  • Mira a dos hombres interaccionando.
  • Mira a un hombre y a una mujer interaccionando.

Gestos individuales: qué revelan

Los gestos revelan las percepciones de los tamaños, las formas, las posturas relativas y las agrupaciones de ideas, organizaciones y personas.

Las personas revelan su percepción del tiempo, del orden de las cosas y de su experiencia física de un evento mediante el uso de gestos para recrearlo.

Hay que señalar que tendemos más a gesticular si un tema nos entusiasma y lo conocemos bien.

Ayuda para interpretar los gestos

  • Mira una charla TED sobre un tema que te interese y observa si las palabras que destaca el orador van acompañadas de los gestos más exagerados.
  • Pide a alguien que te cuente cómo va de casa al trabajo y observa cómo utiliza las manos y los brazos para explicarte el trayecto.
  • A continuación, pregúntale sobre un lugar donde le encantó ir de vacaciones y cómo viajó allí. ¿Los gestos son diferentes cuando la persona habla de un lugar con asociaciones más positivas?

Voz: aprende a leer con el oído

Tu voz es tan única como tu huella dactilar. Te diferencia de los demás y te hace reconocible ante las personas que te conocen. Los sonidos que haces cuando hablas dan pistas sobre tu edad, género, origen étnico y clase social. La voz también da pistas sobre tus emociones y sobre cuando algo te cuesta desde el punto de vista cognitivo.

La voz también revela las emociones subyacentes de ira, tristeza, felicidad, miedo y desprecio. Estas emociones se transmiten mediante la velocidad, el tono y la entonación.

La mayoría de la gente tiende a imitar la forma de hablar de las personas que les caen bien y a las que quieren parecerse. Además, las personas que sienten que tienen un estatus más bajo tienden a adoptar la forma de hablar de las que tienen un estatus más alto.

Cómo interpretar la voz de otra persona

A menudo, prestamos atención a lo que dicen los demás y no a cómo lo dicen. Para mejorar tu capacidad de interpretar la voz, prueba lo siguiente:

  • La próxima vez que recibas una llamada de telemarketing, intenta adivinar el origen étnico, la edad, el país de origen y la clase social del comercial por la forma en la que habla. ¿Qué pistas sugieren cada dato?
  • Fíjate en el momento en el que las personas hacen una pausa durante un debate y en qué puntos tienen dificultades. ¿El tema es complejo desde el punto de vista cognitivo o les evoca alguna emoción?
  • Escucha una obra dramática sin mirarla. ¿Qué te indican las voces sobre lo que sienten o piensan los distintos personajes?

La existencia de los adaptadores: pequeños comportamientos que nos dicen mucho

Los adaptadores son comportamientos como jugar con el pelo o hacer girar un bolígrafo. Son una respuesta natural ante reacciones negativas que tenemos hacia nosotros mismos o hacia los demás.

A menudo, estos comportamientos son sutiles y se pasan por alto. Para mejorar la interpretación de los adaptadores, fíjate en los momentos en los que tienden a producirse.

Los adaptadores se clasifican en dos grupos: autoadaptadores y adaptadores dirigidos a objetos.

Son ejemplos habituales de adaptadores dirigidos a objetos los siguientes:

  • Jugar con un bolígrafo o lápiz
  • Mirar un smartphone
  • Mordisquear una pajita, un palillo o un bolígrafo
  • Garabatear con un bolígrafo o lápiz

Son ejemplos habituales de autoadaptadores los siguientes:

  • Jugar con el pelo
  • Lamerse o morderse los labios
  • Morderse las uñas
  • Tocarse la cara

Cómo interpretar y controlar tus propios adaptadores

  • Graba una entrevista en la que el entrevistador haga preguntas polémicas. ¿La persona entrevistada muestra algún tipo de adaptador?
  • Identifica si tienes adaptadores concretos y cuándo tienden a suceder para comprender su función.
  • Observa durante cuánto tiempo tiendes a manifestar adaptadores y cuándo tiendes a parar.

Por último, al observar el lenguaje corporal de los demás, presta especial atención a estas tres cosas:

  • Variaciones con respecto al comportamiento normal de la persona
  • Variaciones con respecto a la situación normativa
  • Variaciones con distintas personas Estas desviaciones revelan cómo las personas responden ante otros individuos y situaciones concretas.

Igual que aprender un idioma conlleva mucho más que memorizar vocabulario, lo mejor para comprender la comunicación no verbal es aprender por etapas. Practica cada sección y luego hazlo en conjunto.

Además, como la mayoría de los segundos idiomas, es difícil de aprender al principio, pero gratificante a medida que vas ganando fluidez.

Mientras aprendes a interpretar la comunicación no verbal de los demás, reflexiona sobre lo que revela sobre ti mismo. Recuerda que lo que observas en los demás es lo mismo que los demás podrían observar en ti.


Sobre la autora

Anne E. Beall es fundadora y directora ejecutiva de Beall Research, Inc., una empresa de estudios de mercado estratégicos de Chicago.  Escribe sobre el género, la comunicación no verbal, los estudios de mercado, la forma en la que los animales y las personas se ayudan los unos a los otros y, más recientemente, sobre los mensajes ocultos de los cuentos de hadas. Anne tiene másteres y un doctorado en psicología social de la Universidad de Yale.